Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 6 de mayo de 2017

Bacalao con espárragos

Dificultad: fácil

Ingredientes para dos personas
  • 2 trozos de lomo de bacalao o 4 más pequeños (puede ser desalado o del que viene congelado y desalado)
  • 3 dientes de ajo
  • 2 guindillas
  • sal, con precaución
  • un ramillete de espárragos trigueros, unas 10 unidades
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1/2 vaso del agua del propio bacalao desalado

Elaboración
Desalar el bacalao la víspera y guardar parte del ultimo cambio de agua para cocinarlo. Si  es congelado, se deja descongelar a temperatura ambiente y se utiliza ese agua descongelada.
Poner una sartén con el aceite y dorar los ajos laminados más bien gruesos. Incorporar el bacalao y mantener 5 minutos por un lado, dar la vuelta por la otra parte dejando hasta el final del preparado. Añadir las guindillas y los espárragos partidos en trozos, desechando la parte dura del final. Echar el agua reservada manteniendo a temperatura baja unos 10 minutos. El caldo quedará  reducido y la verdura en su punto. Se puede incorporar un leve toque de sal si es necesario. 
El espárrago triguero es algo más delgado y con un sabor más intenso, algo más amargo. Contiene un alto porcentaje en agua y poca grasa. Aporta vitamina A, C, E y niacina (B3), así como una gran variedad en minerales.

No hay comentarios: