Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 12 de abril de 2017

Pargo a la manzanilla de Sanlúcar

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • un  pargo de algo más de 1 kg
  • 1 cebolla dulce, 1 puerro, 2 dientes de ajo sal, perejil picado y 1/2 limón
  • 2-3 patatas, tipo Monalisa
  • 1 vaso de caldo de pescado
  • 1/2 vaso de vino manzanilla de Sanlúcar
  • 4 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1 vaso de agua

Elaboración
Pelar y trocear las patatas en trozos grandes, poner a cocer en agua con un poco de sal. Dejar unos 10 minutos. Deben quedar blandas pero enteras. Precalentar el horno a 180º durante unos minutos. Mientras, preparamos el pescado que vendrá listo de la pescadería, sin tripas y descamado. En una besuguera o fuente de horno colocar una base de cebolla y puerro en rodajas. Meter unas trozos de ajo dentro del pescado, sal y unas ruedas de limón. El resto de ajo se entremezcla con la verdura. Colocar encima del lecho de verdura el pescado, las patatas alrededor y unos trozos de limón. Salar el preparado y espolvorear de perejil. Regar con un poco de zumo de limón, vino, caldo y aceite. Meter al horno unos 25 minutos.
Comprobar que el pescado esté hecho y jugoso, atravesar con un pincho y que penetre sin dificultad. En algún momento del horneado regar todo con su propio jugo, pescado y patatas. El vino evaporará y quedará un sabor con un punto ácido muy agradable. Es un pescado muy jugoso y rico.
El pargo pertenece a la familia del besugo, dentón, urta, sargo. Su alimentación es a base de crustáceos, come percebes que puede partir con sus potentes dientes, por ello tiene ese sabor tan especial.

No hay comentarios: