Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 23 de febrero de 2017

Albóndigas de pollo al curry

Dificultad media

Ingredientes para 20 albóndigas, según tamaño
  • 3 pechugas de pollo picadas
  • aderezo para la carne: sal, pimienta negra molida, ajo molido, orégano y tomillo
  • 3 dientes de ajo. 1 puerro 1 cebolla dulce, 2 zanahorias, 1 cucharada, grande de curry y un buen puñado de anacardos
  • 1/2 vaso de vino blanco semiseco
  • 3 vasos de caldo
  • aceite oliva v.e. abundante
  • un plato con harina
  • 2-3 huevos
  • 4 cucharadas de pan rallado y 1/2 vaso de leche

Elaboración
Poner la carne en un bol y echar los aderezos, mover hasta que todo quede repartido. Incorporar el pan rallado, los huevos, la leche y seguir mezclando el conjunto hasta obtener una pasta compacta pero no dura ni apelmazada.
Poner en una olla, un poco de aceite y dorar los ajos picados. Agregar el resto de verdura troceada. Dejar pochar unos 10 minutos. Echar los anacardos, el curry y el vino. Mantener hasta que el alcohol evapore. Pasar este contenido por la batidora y hacer una pasta. Añadir el caldo y dejar cocer a fuego bajo. Se pone el resto de aceite a calentar en una sartén honda. Formar la albóndigas del tamaño deseado. Pasar por harina levemente e ir friendo cuando el aceite esté caliente. Sellar por una parte y dar la vuelta para repetir por la otra cara. Se van sacando y se colocan en papel secante, para evitar el exceso de aceite.  
Una vez están todas las albóndigas fritas se incorporan a la olla de la salsa que estamos haciendo. Dejar unos 10-12 minutos para que queden bien hechas por dentro, blanditas y la salsa quede reducida.
El curry es una mezcla de varias especias que pueden ser distintas según origen y preparación. De cualquier forma todos los componentes son antioxidantes y mineralizantes. Tomadas en la cantidad justa nos ofrecen multitud de beneficios para la salud. Y a nivel culinario un estupendo aliado para dar un toque especial a nuestros guisos.

No hay comentarios: