Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 30 de enero de 2017

Saquitos de setas

Dificultad: fácil

Ingredientes para  unos 10 saquitos
  • 10 láminas redondas individuales de masa refrigerada
  • 1 huevo batido
  • una bandeja de unos 300 gr de surtidos de setas-champiñones
  • 2 cucharadas de queso de untar a la finas hierbas
  • 2 cucharadas de aove
  • 1 cucharada de vino blanco seco
  • sal, pimienta molida y orégano
  • 1 puerro, parte blanca

Elaboración
Preparar una sartén con el aove y dejar pochar el puerro muy picado, hay que vigilar porque suele quemarse con facilidad. Mantener el fuego muy bajo. Agregar el surtido de setas-champiñones cortados menudos. Aderezar y dejar hacer unos 8 minutos. Echar el vino y mover dejando evaporar el alcohol. Añadir el queso y mezclar el conjunto.
Precalentar el horno y preparar una bandeja con papel de hornear. Rellenar las obleas con el preparado uniendo los filos a modo de atillo, o al gusto, debe quedar bien unido para que no se salga el relleno con el calor.
Colocar los saquitos y pincelar con huevo para que queden dorados. Mantener en el horno unos 12-15 minutos a 170º. Cuando los veamos dorados se retiran y se pueden comer calientes o atemperados.
Esa pasta es perfecta para estas cosas y no tenemos que ir partiendo y amasando para aprovechar bien una más grande. Hay que tener cuidado porque la masa es muy fina y se rompe fácilmente. Como entrante o aperitivo resulta ideal.

No hay comentarios: