Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Guirlache de almendra frita

Dificultad: media

Ingredientes
  • 250 gr de almendra con piel frita
  • 1/2 vaso de agua e igual cantidad de azúcar (puede ser morena, que endulza menos)
  • un par de gotas de zumo de limón

Elaboración
En una sartén poner el agua y azúcar y dejar que vaya caramelizando. No hay que permitir que se queme porque nos amargaría. Y nosotros tampoco deberemos quemarnos, el caramelo es de las quemaduras más dolorosas. Incorporar un par de gotas de zumo de limón. Cuando aún esté liquido pero con el azúcar bien disuelta se echan las almendras y se mueven continuamente hasta que todas queden cubiertas de caramelo.
Poner papel de horno y echar el preparado, extendiendo lo justo pero sin separar mucho para que quede un buen cúmulo de almendras.
Al estar frita la almendra va a necesitar menos tiempo en el fuego y queda un sabor tostado muy rico. Con el caramelo justo será más bien almendras dulces que turrón de guirlache.
La almendra es un alimento nutritivo con ácidos grasos esenciales, proteínas e hidratos de carbono. Muy energéticas, pero no debemos olvidar que están fritas en oliva y con azúcar por lo que aportan algunas calorías también.

No hay comentarios: