Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 13 de noviembre de 2016

No paramos con las jubilaciones

Nuevamente hemos despedido a dos compañeras "Tere y Rosa", da pena ver que la gente se nos va, y cada vez quedamos menos de las que siempre hemos estado juntas.
Reponer plantilla es cada vez menos frecuente y si traen a alguien es de la misma quinta que el resto. Dentro de unos años cuando debamos o podamos jubilarnos, esto se queda vacío como no cambien las cosas. Hace falta gente joven que vaya tomando las riendas y aprendiendo.
Como de lo que se trata es de dar un merecido homenaje a estas compañeras que se van tras muchos años de trabajo y un merecido descanso laboral, elegimos El Mesón el Cordobés para hacer la comida de despedida, dar los oportunos regalos para que siempre nos recuerden entre amigos y compañeros de toda su trayectoria laboral.
Todos coincidimos que fue muy acertado. José el propietario no defrauda, pensé que al ser un menú predeterminado la calidad y cantidad sería distinta a cuando vas por libre, pero nada de eso. Todo estaba muy aceptable y abundante. Salimos encantados, es posible que se repitan próximos eventos en el mismo lugar. Aunque los camareros andaban algo distorsionados por la algarabía.
Aunque también debo decir que cuando hay un grupo numeroso, suelen dar más guerra y ruido de lo normal y cabe la posibilidad de incomodar al resto de personal que come en el recinto ajenos a nuestro evento. Eso es inevitable, se dan regalos, se hacen fotos, se dan pequeños discursos, se puede prolongar la jornada más de lo esperado, etc. por tanto eso hay que tenerlo presente. Quizás para esas cosas es mejor lugares preparados para ello donde adaptan salas especiales, tanto el recinto como el personal del servicio están listos para lo que se avecina, se adaptan perfectamente a dicha situación. Hay que valorar comida o lugar ¡ya veremos!  
Para Tere y Rosa nuestros mejores deseos y no olvidéis que tenéis amigas que siguen en el curro y hagáis un ratito de lugar para ir a vernos y tomar un café con nosotros. ¡Que los jubilados no tienen tiempo para nada! Muchos besos.

No hay comentarios: