Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 22 de noviembre de 2016

Fin de semana por Jerez-Sanlúcar de Barrameda

Hacía mucho tiempo que no andábamos por esta magnífica zona, concretamente por Sanlúcar de Barrameda, más de 2 años, sin embargo en Jerez estuvimos hace un año en la boda de unos amigos, boda que se celebró en las bodegas González Byass y que en esta ocasión hemos visitado en una visita guiada para verlas bien. Realmente no sabía lo grandes que eran hasta que las enseñan, semejante monumento. Es una bodega muy bonita y con gran afluencia de turistas, y utilizada para bodas, catas-degustaciones, visitas guiadas, tienda, etc., como muchas otras bodegas, es una forma de mantenerse en sus raíces y con nuevas formas de expansión. Aunque a mí eso de las cosas en masa, guiadas y muy comercializadas no me van mucho, pero no estuvo mal.
Referente al hotel H2 Jerez de **** en el que nos hospedamos, no tengo nada bueno que decir al respecto. Por mí hubiese salido rápido de allí, pero era tarde, estábamos cansados y decidimos quedarnos, al menos la primera noche, finalmente fueron las dos noches por no andar buscando otro. De entrada se paga por adelantado, son parcos en productos, ni una simple bolsa donde meter la ropa sucia, el gel dosificado y pegado a la pared, la toalla de baño parecía estar usada, en el minibar una botella rellena de agua, pero lo más importante es el tema calefacción, ni para arriba ni para abajo, no funciona, está centralizada y la habían desconectado, pasamos bastante calor. La limpieza deficiente, el desayuno algo cutre para un hotel de unas estrellas que no se merecen, de verdad no se las merecen, eso en un buen hostal u hotelillo de tres estrellas estaría casi aceptable, pero no esto.
Como el objetivo del viaje fue pasar a ver a mi hija que estará todo el curso en Jerez, quisimos estar a mitad de camino entre ella, el hotel y el centro, al final andar y taxis para todo.
Bueno como lo importante era la compañía y pasar un buen rato, mi hija, mi compadre Manolo, mis amigos Alicia y Paco, mi marido y yo, a comer y tapear por el centro. Aceptables, restaurante el Bichero en Pescadería Vieja 4-5, y Mesón el Asador  en c/ San Miguel 1.
Mesón de la Bahía, c/Remedios 2-4, grasa en abundancia, carnes a la parrilla etc., en otra ocasión que ya estuvimos nos gustó algo más que en ésta, bar Tapas Baragan en c/Consistorio con buen salchichón y excelente caña de lomo.
El mejor descubrimiento, donde nos aconsejó ir mi hija, fue en La Carboná, c/ San Francisco de Paula 2. De todos los jamones ibéricos probados, que fueron casi en todos sitios, este fue el mejor con diferencia e incluso con mejor precio. Un entrecot estupendo, poco hecho para mí, pero con una carne supertierna, el lugar original, tranquilo y agradable, recomendado totalmente.
El sábado, 19 lo pasamos en la preciosa zona de Sanlúcar que conocemos sobradamente. Nuestro pensamiento era visitar el restaurante Balbino y en bajo de guía, el famosos Bigotes, con la mala fortuna que ambos estaban cerrados por vacaciones, por obras. Pero como no hay que quedarse en cuadros, siguen existiendo buenos sitios para degustar estupendos platos.
Taberna el Cabildo en Ramón y Cajal 1, cantidad de comida a elegir y rica. Finalmente restaurante el Poma, en Bajo de Guía, cerca de El Bigotes, estupendos langostinos de Sanlúcar tanto plancha, como cocidos como en salsa, etc. Unos platos de guisos típicos de la zona muy ricos y las puntillitas al ajillo extraordinarias. Muy recomendables también.
Fin de semana muy ajetreado, cansada pero contenta de ver a mi niña, su casita que está bastante bien y ella lo pasó estupendamente con nosotros. Tendremos que volver en una temporada y probablemente con mis cuñados que también lo van a pasar bien, ya con la experiencia de la zona, y hoteles.
Volvemos el domingo a media mañana para poder hacer una visita al pueblo de Olvera, que siempre que paso me admira el castillo. Subimos a lo alto, hicimos una visita turística rápida pero intensa, un pueblo muy bonito, limpio y bastante empinado. Nos fuimos pronto porque no era aún la hora de comer y siguiendo ruta paramos  en el Restaurante-Hotel Los Chopos, con agradable aspecto externo y una aceptable comida.

No hay comentarios: