Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 5 de noviembre de 2016

Corvina salvaje

Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • lomo de corvina de unos 700 gr (la corvina entera pesaba en torno a 30 kg)
  • 1 limón
  • 1 patata grande
  • 1 cebolleta
  • 1/4 de vaso de vino blanco semiseco
  • 3 cucharadas de aove
  • 1 de vaso de agua
  • sal, pimienta blanca molida, perejil picado y 2 dientes de ajo

Elaboración
Pelar la patata y hacer rodajas, no muy finas, poner con agua-sal a cocer unos 10 minutos. Aderezar el pescado con un poco de  sal, pimienta y perejil. En una sartén pequeña se echa el aceite y se doran los ajos picados unos segundos. Incorporar la cebolleta en aros y dejar pochar unos 6 minutos. Integrar un poco de zumo de limón, vino y dejar que evapore el alcohol, agregar agua de cocer las patatas y mantener 5 minutos al fuego para que reduzca.
Precalentar el horno 10 minutos a 180º. En una besuguera poner una base con las patatas, encima ajos-cebolleta y encima colocar el pescado. Regar con el líquido preparado y trozos de limón. Poner al horno unos 10-12 minutos, hasta que el pescado esté en su punto, el que nos guste. Los últimos minutos se puede gratinar si nos gusta algo doradito.
La corvina es cada vez más apreciada en nuestra dieta y se encuentra con mayor facilidad en las pescaderías, la blanca que es la más conocida. Es un pescado blanco con una buena cantidad de calcio y fósforo.
La corvina salvaje es más aromática y sabrosa que la de cultivo pero significativamente más cara, merece la pena saborear una porción de este exquisito pescado.
Cuidado con las escamas, son brillantes, grandes y duras, debemos pedir que las limpien bien a nuestro pescadero y tener cuidado que no quede ninguna. ¡Dicen que quien guarda unas escamas tendrá siempre dinero!, eso ya...

No hay comentarios: