Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 13 de noviembre de 2016

Bizcocho de castañas

Dificultad: fácil

Ingredientes para un bizcocho
  • 3 huevos
  • 150 gr de castañas peladas y trituradas
  • 130 gr de azúcar
  • 210 gr de harina de trigo
  • 1 sobre de levadura
  • pizca de sal
  • 30 gr de mantequilla
  • 70 gr de aceite, 20 de aove y resto de girasol
  • 1 yogur blanco cremoso
  • 1/4 de vaso de almíbar ligero: un poco de líquido de membrillo (agua en su defecto), canela, aroma de vainilla, licor de melocotón y brandy. Dejar cocer un rato hasta que reduzca a la mitad
  • 1/2 tableta de chocolate negro puro, 1 cucharada de leche y otra de azúcar glas, fundir unos segundos en microondas
  • 1 cucharada de cacao puro

Elaboración
Preparar como cualquier bizcocho, mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta cremosa, incorporar las castañas. Untar un molde con un poco de cacao procurando que se quede por todos sitios, retirar el excedente. Echar la crema obtenida y poner al horno previamente caliente a 180º durante 40 minutos. Dejar unos minutos reposar en el horno con la puerta entreabierta. Desmoldar cuando esté templado, Pincelar por todo el bizcocho con el almíbar. Hacer en ese momento la cobertura de chocolate y extenderla por la superficie del bizcocho antes de que se enfríe. Mantener hasta que esté completamente frío y espolvorear con el resto del cacao, adornar con unas castañas.
Es el momento de disfrutar de la otoñal castaña. Un fruto rico en nutrientes, vitamina B y gran cantidad de fibra, además de minerales, bajo en calorías.
Quien no ha comido en alguna ocasión unas castañas asadas en los típicos puestos ambulantes en los días de frío. Nosotros podemos hacerlas en casa de múltiples formas que también son muy aceptables e incorporarlas en platos tantos dulces como salados.

No hay comentarios: