Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 4 de octubre de 2016

Rulo de ternera relleno

Dificultad: media

Ingredientes para unas 5 personas
  • un filete de babilla de ternera doble, o similar, grande
  • 200 gr de carne picada de ternera
  • 3 lonchas de jamón serrano sin magro, no muy finas
  • 3 lonchas de queso en tranchetes
  • sal, pimienta negra molida, orégano, tomillo, perejil y ajo molido
  • 2 rebanadas de pan de molde multicereales mojado en 2-3 cucharadas de leche
  • 2 huevos
  • abundante aceite de oliva v.e. para freír el rulo
  • un plato con harina, otro con pan rallado y otro con dos huevos batidos

Elaboración
Poner la carne picada en un  bol y aderezar con sal, pimienta, tomillo, perejil, ajo en polvo, tomillo y orégano. Mezclar bien para repartir todo el aderezo. Echar el pan mojado en leche y los dos huevos. Movemos nuevamente el conjunto hasta conseguir una pasta untuosa y algo compacta.
Extender el filete y tapar con papel film para dar unos golpes aplastando un poco la carne, al tiempo que se ablanda y agranda.
Retirar el film y salpimentar la carne. Colocar el filete en papel plata y poner un camino generoso de carne picada sobre la carne. Encima echar el jamón serrano en tiras y terminar con los tranchetes. Ir cerrando el rollo con ayuda del papel plata, conforme se cierra el rulo se va apretando y soltando papel. Terminamos con un rulo de carne bien formado, cerrando los extremos para que no se salga el relleno.
Pasar por harina cubriendo todo el rulo pero con poca cantidad. Pasar por huevo y pan rallado, lo que viene a ser un buen empanado. Poner un recipiente suficientemente grande para que el rulo quede bien encajado y se pueda dar la vuelta sin dificultad en el recipiente donde se freirá.
Calentar el aceite y agregar la carne. Primero se hace por un lado, una temperatura no muy fuerte porque quedaría crudo en su interior. Con cuidado se da la vuelta para dorar y sellar por la otra parte.
Retirar del aceite y colocar en una fuente alargada cubierta con papel de cocina para que suelte el excedente de aceite, si lo hay. Servir tal cual o acompañar con alguna salsa que nos guste, por sí solo ya está bueno. Es un estilo de flamenquín relleno de carne picada que resulta muy interesante y grato.

No hay comentarios: