Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 16 de septiembre de 2016

Guiso de solomillo

Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 2 solomillos de cerdo
  • 3 patatas nuevas
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro, 1cebolla, 3 dientes de ajo, 1 pimiento verde y 1 pimiento seco
  • 1/4 vaso de vino amontillado
  • 1 vaso grande de agua
  • 1/4 de vaso de aceite de oliva v.e.
  • aliño para la carne: sal, pimienta negra molida, tomillo, romero y orégano
  • 4 cucharadas de tomate frito natural
  • sal, pimienta en grano y perejil

Elaboración
Poner una cazuela con un poco de aceite y sellar la carne por ambos lados, (estará aliñada con antelación y partidas en ruedas de algo más de un cm). Retirar y reservar. Incorporar el resto de aceite y dorar los ajos partidos por la mitad sin piel. Agregar puerro, cebolla, zanahoria y pimiento verde picados. Dejar unos 6 minutos que pochen un poco. Echar las patatas peladas y partidas en trozos más bien grandes, salar y mover para que se doren un poco. Añadir pimienta en grano, perejil, pimiento seco (sin pepitas) y el vino. Mantener unos segundos hasta que evapore el alcohol y echar el agua. Dejar unos 20 minutos para que las patatas se ablanden. Finalmente incorporamos la carne dejando unos segundos para que se integre al guiso. Debe quedar bien hecha en su interior pero jugosa, sin resecar. El solomillo de cerdo es rico en Vitamina B3 y B1. Su gran cantidad en proteínas lo hace imprescindible para el desarrollo muscular.

No hay comentarios: