Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 25 de julio de 2016

Vacaciones


En la época que estamos, no hay más remedio que hacer un leve descanso culinario. Las comidas son más ligeras, las cervecitas más abundantes y la entrada en la cocina es francamente un sacrificio, especialmente en mi querida cocina que es más un horno que otra cosa, da el sol toda la tarde y es terrible ponerse a cocinar. Aun así algo se va haciendo, y mucho gazpacho fresquito. Esto viene en relación a las pocas entradas que se estoy haciendo en los últimos días.
El descenso culinario lo suplo con algunas manualidades veraniegas como son las que se exponen. Globitos para las sandalias o adornos. Esta idea me la dio mi amiga Conchi del Restaurante la Leñera, y ya se sabe que cuando a mi me da por algo... hasta agotar existencias.
Así como algunas cintas para las gafas para las amigas de mi hija o felpas para el pelo. Realmente parar lo que se dice parar... yo no sirvo para eso.    

No hay comentarios: