Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 18 de julio de 2016

Gelatina de frambuesa

Dificultad: fácil

Ingredientes para 6 personas
  • 1 sobre de gelatina de frambuesa
  • l bandeja de frambuesas naturales, unas 30 uds.
  • 1 ramita de hierbabuena
  • 2 cucharadas de queso fresco de untar
  • 1 yogur 0%  de frambuesa o natural
  • 300 ml de agua
  • 1/2 cucharada de zumo de limón

Elaboración
Calentar 200 ml de agua y echar el sobre de gelatina, mover hasta que quede bien disuelto. Agregar el resto de agua, a temperatura ambiente, seguir moviendo hasta la total integración. Echar la hierbabuena para que se aromatice. En un vaso batidor echar las frambuesas, queso, zumo de limón y triturar hasta conseguir una pasta untuosa. Desechar la hierbabuena del preparado líquido. Mezclar ambos preparados para que quede un líquido espeso. Echar en moldes individuales y dejar que se cuaje un poco. Tapar con papel film y dejar en el frigorífico 2-3 horas para que se enfríe y cuaje totalmente.
Podéis dejar unas hojas de hierbabuena y unas frambuesas para adornar el plato. Es un postre rápido y fácil, cargado de vitaminas, minerales y calcio, un buen aliado para todo el organismo y las articulaciones. 
A mí la gelatina sola no me gusta y de esta forma me encanta, al tiempo que se toma fruta, te hidratas y refrescas. Es similar al postre de gelatina con limón, y pienso hacerlo con muchas más frutas para ir alternando y probando.  

No hay comentarios: