Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 21 de junio de 2016

Pechuga con crujiente de queso

Dificultad: fácil

Ingredientes para 3 personas
  • 9 filetes de pechuga de pollo muy finos
  • 3 cucharadas de queso añejo, muy curado y troceado
  • sal, pimienta negra molida, zumo de limón y ajo molido, para aliñar el pollo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 2 cucharadas de vino blanco seco
  • unos tiras de pimientos asados
  • 2 dientes de ajo

Elaboración
Aliñar los filetes dejando algo más de 30 minutos para que se impregnen bien del aderezo. Poner el aceite en una sartén y dorar los ajos laminados finamente. Incorporar los filetes dorando por ambos lados unos minutos. Echar el vino dejando que evapore el alcohol. Añadir los trozos de queso encima de cada filete y en un lado de la sartén colocar las tiras de pimiento para que se caliente y se conjunten con el preparado.
El queso debe estar duro para que al triturar los trozos no se fundan con el calor y quede una textura crujiente.

No hay comentarios: