Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 4 de junio de 2016

Medallones de lomo adobado

Dificultad: fácil

Ingredientes para 3 personas
  • 6 medallones de lomo de cerdo no muy finos (2 cm)
  • conjunto de: sal, orégano, perejil, ajo molido, pimentón de la Vera y romero
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 2 dientes de ajo machacados
  • 1/4 cucharadita de vinagre de manzana
  • 1/4 de cucharadita de vino blanco seco

Elaboración
Adobar los filetes con todos los aderezos, los ajos machacados, vinagre, vino y unas gotas de aceite. Dejar en ese aliño, al menos un día completo en el frigorífico. Poner una sartén con el resto de aceite y cuando esté caliente colocar la carne, dorar por un lado unos segundos y dar la vuelta para dorar-sellar por el otro. Mantener un par de minutos hasta que la carne quede hecha en su interior. El tiempo va a depender del grosor del filete y cómo nos guste.
La carne de cerdo debe quedar bien hecha por razones de salubridad, aunque sin que pierda jugosidad. Esta pieza del cerdo no tiene mucha grasa y podría resultar muy reseca. Colocar los medallones en un plato y regar con el propio jugo y el aceite de haberlos hecho.
Aunque esta carne es de las consideradas semigrasas, la parte del lomo o cinta es la que menos contenido en grasa posee, y menos aún si la despojamos de la parte grasa que la recubre, tiene un alto contenido en vitaminas del grupo B, minerales y proteínas.

No hay comentarios: