Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 20 de mayo de 2016

Pechuga de pollo otoñal

 
Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 1 pechuga de pollo entera sin piel
  • 8-10 champiñones laminados
  • 3 dientes de ajo
  • perejil picado
  • sal y pimienta negra molida
  • 5 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • unas gotas de zumo de limón
  • 4 cucharadas de vino amontillado (o vino blanco, similar)

Elaboración
Abrir la pechuga por la parte interna sin separar del hueso. Salpimentar y regar con el zumo de limón. Preparar una sartén donde se coloca el aceite al fuego y cuando empieza a calentarse se pone la pechuga por un lado unos minutos y otro tanto por el otro lado para sellar. Debemos obtener un color dorado, tostado. Retirar la pechuga y mantener en reserva. En ese aceite dorar los ajos muy picados unos segundos e incorporar el champiñón. Salpimentar y echar perejil. Dejar unos 5 minutos. Integrar la pechuga y echar el vino por todo el conjunto. Mantener un par de minutos que evapore el alcohol, reducir el fuego al mínimo.
Poner una tapadera para que el pollo se haga bien en su interior, unos 8 minutos. Quedará una base corta de salsa para acompañar el pollo, suficiente para que no se reseque. Servir de inmediato.
El champiñón se puede mantener con un poco de zumo de limón y perejil para que no se oxide y se ennegrezca.
La carne cuando se acomoda en la sartén con aceite caliente, hay que tener cuidado porque a la mínima salpicadura puede prender, claro yo hablo de hornilla de gas butano, que es la que yo tengo, la que me gusta.

No hay comentarios: