Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 13 de abril de 2016

Aceitunas de Patro

 













Dificultad: fácil

Ingredientes
  • 1 kg de aceitunas
  • piel de limón
  • 2 puñados de sal
  • unas ramas de tomillo, orégano y romero
  • unos dientes de ajo y unas hojas de laurel que las cubra
  • 1 vaso de vinagre, opcional

Elaboración
Hacer una par de incisiones a cada aceituna y dejar en un recipiente de cristal con agua hasta cubrir. Hay que cambiar el agua, al menos una vez al día, durante 8-10 días  hasta que pierdan el amargo, la oleoeuropeína. Una vez conseguido quitar prácticamente todo el amargor, pasamos a curar aderezando con sal, piel de limón, un poco de hierbas al gusto, ajo, laurel y agua hasta cubrir. Se dejan unos 3-4 días con el aliño. Estarán listas para consumir.
Si nos gustan con un toque de vinagre, se le puede añadir un par de días antes de su consumo. Hay que tener en cuenta que el vinagre puede ablandar en exceso por lo que no deben dejarse mucho tiempo. Es preferible incorporar un poco de vinagre a las que vayamos a consumir en breve.
Hay muchas formas de curar-aliñar las aceitunas, hay quien lo hace en sosa que tarda menos, con salmuera, dando un golpe seco en la aceituna, etc. depende de cada cual. Esta opción me parece aceptable y muy natural.
Estas aceitunas me las regaló mi amiga Patro, de sus olivos. Debo decir que tienen un hueso grande y poca carne,  pero de sabor están bien y como experiencia para ser las primeras aceitunas que preparo, me parecen bien.

No hay comentarios: