Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 12 de marzo de 2016

Pechugas rellenas de espinacas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 2 pechugas de pollo limpias
  • 4 cucharadas grandes de espinacas con queso
  • 4 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • sal, pimienta negra molida y pizca de perejil picado

Elaboración
Abrir las pechugas por la mitad sin llegar a separarlas. Salpimentar y espolvorear con perejil. Rellenar con el preparado de espinacas, cerrar la pechuga y poner en una sartén con aceite previamente caliente. Sellar la carne por ambos lados, dejarlas doradas. Bajar la temperatura y tapar para que se terminen de hacer por dentro. Unos 2-3 minutos.
Al calentarse el relleno soltará parte del queso fundido y creará una salsilla, escasa pero muy rica. Justo para que el pollo quede jugosito.
Las espinacas son un estupendo antioxidante, con fitonutrientes como el beta-caroteno y la luteina, con un buen aporte en fibra, minerales y vitaminas. Junto con el aporte proteico del pollo conseguimos una mezcla extraordinariamente saludable.

No hay comentarios: