Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 28 de marzo de 2016

Casa Rosa en Cónchar

Hace mucho tiempo, que algunas personas, vienen comentando lo bien que se come en Cónchar en en un barecillo pequeño, típico de pueblo, sin grandes lujos ni adornos. Un bar que regenta una familia donde la cocinera es Rosa, una señora que cocina estupendamente. Comida normal, como sería la de mi madre o abuela, la de cualquier madre o abuela que siempre han cocinado lo mismo pero rico. Tienes que pedir mesa y comida con anterioridad, al menos un día antes. Ella cocina lo que se quiera y para las personas que sean. Papas con huevos, migas de pan, guisos de cuchara y arroz caldoso. Nos decantamos por probar unas migas, morcilla y torreznos aparte, y un arroz caldoso de conejo, muy bueno de sabor , en su punto y la justa medida. De postre natillas con su galletica en el centro.
Animo a que vayáis algún día a probar algo de esto, pero no esperéis nada más que comer bien, una comida familiar, de antes. El lugar, limpio sin más.
La sra. Rosa, agradable, prudente y afable. Te encuentras como si hubieses ido a ver a tus parientes del pueblo. Me ha gustado y no cabe duda que repetiré.
En ese mismo pueblo está la Huertecilla, donde hemos comido en más de una ocasión bien, pero es típicamente el restaurante-bar de fin de semana, familiar. Y aún queda otro lugar, sito en el mismo pueblo que aún no hemos probado y que deberemos darle una oportunidad.

No hay comentarios: