Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 3 de febrero de 2016

Pastel de queso con mermelada natural















Dificultad: media

Ingredientes para un pastel
  • 1 yogur griego
  • 200 gr de queso batido
  • 8 lonchas de queso en tranchetes
  • 2 cucharadas grandes de queso de untar natural
  • 4 huevos
  • 6-8 cucharadas de azúcar (depende del gusto)
  • 1/2 vaso de leche semidesnatada
Mermelada:
  • 1 kg de fresas o algo menos si son fresones
  • 2 cucharadas de azúcar  
  • pizca de aroma de vainilla y toque de canela
  • 1 cucharadas de ron
  • 2 cucharadas de agua
Fondo de galleta:
  • 12 galletas corrientes, integrales si nos gustan
  • 1 cucharada colmada de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente)
  • 1 cucharada de queso de untar
  • 1 cucharada de leche 

Elaboración
Comenzaremos con la base. Triturar las galletas hasta convertir en polvo y agregar resto de ingredientes. Mezclar hasta obtener una pasta que vamos a poner de fondo de un molde apto para el pastel. Extender bien y apretar con los dedos para que se adhiera al fondo. Precalentar el horno a 200º unos 10 minutos e incorporar el molde. Mantener hasta que la pasta quede seca y compacta, reduciendo la temperatura a unos 175º. Retirar del horno y dejar que se atempere.
Mientras, preparamos el contenido del pastel batiendo todos los ingredientes hasta que quede un líquido algo espeso que echaremos sobre la base de galleta. Con ayuda de una cuchara grande dejar caer el líquido sobre ella para no hacer agujeros si se echa directamente sobre la galleta.
Poner en el horno a 180º durante 50 minutos o hasta comprobar que queda perfectamente cuajado. Introducir un palillo sobre el pastel y si sale limpio estará listo. Apagar el horno dejando la puerta entreabierta y que repose unos 5 minutos. Retirar del horno y poner en un lugar fresco para enfriar por completo.
Preparar entre tanto la mermelada. Lavar las fresas, quitar la parte del tallo y echar con el resto de ingredientes dejando unos 5 minutos a fuego más vivo. Reducir temperatura hasta que evapore casi todo el líquido y nos quede una mermelada al gusto, más o menos espesa y con más o menos
tropezones. Dejar enfriar antes de extender sobre el pastel. Colocar el pastel en el refrigerador al menos un par de horas para que esté a temperatura idónea para poder degustar este delicioso pastel.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy rica

Loli Estévez dijo...

Me alegro que te guste.
Todo lo que sea natural es la mejor opción. Puede que este mas rico cualquier producto que contenga conservantes, estabilizantes, antioxidantes , etc... pero es bastante menos saludable, seguro, por mucho que nos guste.
Me alegro que te guste