Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 23 de febrero de 2016

Arroz caldoso con pollo al curry















Dificultad: media

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de arroz bomba
  • 1.5 litros de caldo de pollo
  • 3 cucharadas de pimientos asados
  • 2 pechugas de pollo partida en tacos
  • un puñado de guisantes (lo que cabe en el hueco de la mano)
  • 6 alcachofas limpias y partidas en 4 trozos
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 2 ñoras y una hoja de laurel
  • sal, perejil, pimienta negra en grano, pimentón de la Vera agridulce y picante, unas hebras de azafrán y un toque de cúrcuma
  • 1/2 vaso de aceite de oliva v.e.
  • un poco de agua con limón para escaldar las alcachofas
  • 4-5 ruedas de chorizo
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • macerado para el pollo: 2 cucharadas de curry, pizca de sal, unas gotas de zumo de limón, una cucharada de vino blanco seco y un hilo de aceite

Elaboración
Preparar un majado en un mortero con los dientes de ajo y con el resto de aderezos. Escaldar las alcachofas 5 minutos. Poner la carne en maceración con todos sus ingredientes, dejar al menos media hora. Echar el aceite en la cazuela de barro que vamos a utilizar. Colocar el pimiento verde troceado y dejar 3-4 minutos que se poche. Incorporar el majado dando vueltas para que los ajos se doren pero el resto no se queme. Agregar los trozos de pollo y sellar por todos sitios. Añadir el resto de ingredientes junto con el tomate frito, alcachofas escurridas y mezclar bien para que se unifique y reparta el contenido.
Echar el arroz moviendo con todo el conjunto y dejar un par de minutos para que el grano se selle. Ir añadiendo el caldo, bien caliente, mientras, movemos el arroz para que quede bien repartido y proporcionado por toda la cazuela. Mantener a fuego vivo 3-4 minutos, reducir temperatura y mantener otros 12 minutos a fuego bajo. Comprobar que el grano esté entero pero listo para retirar del fuego. No olvidar que el barro mantiene un buen rato el calor y seguirá haciéndose. En un par de minutos, desde que se aparta, se puede servir para que esté caldoso pero no sea como una sopa. Incluso podemos añadir el agua de las alcachofas si necesitamos algo más de caldo.
Un arroz caldoso hecho en cazuela de barro para estos días de frío que tenemos es de los más rico y familiar que podemos compartir.

No hay comentarios: