Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Crema de patata con nabo

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 4 patatas grandes agria
  • 2 nabos de otoño, los corrientes en esta época del año
  • 1 puerro
  • 30 gr de almendra frita molida
  • toque de pimienta negra molida y nuez moscada
  • una tiras de queso semicurado
  • unos hilos de aceite
  • 1 vaso de agua
  • 1 vaso de leche
  • sal, al gusto

Elaboración
Poner una olla grande con el agua, leche, patatas y nabos (previamente pelado y troceado). Dejar cocer durante 25 minutos. Incorporar un poco de sal, pimienta y nuez moscada. Pasar el conjunto por la batidora o similar hasta conseguir una crema suave y untuosa. Incorporar la almendra molida, casi en polvo, sólo se debe notar un toquecillo crujiente. En el momento de servir se acompaña con unos hilos de aceite, y un toque más de pimienta-nuez moscada junto con el queso. Este final será siempre al gusto de cada cual.
Hay muchas clases  de nabo, pero todos coinciden en su aporte en vitaminas del grupo B y un conjunto importantes de minerales. Resulta tambien un potente antioxidante, es rico en agua y fibra, por lo que resulta un buen alidado para el aparato digestivo como laxante y depurativo.
Pon una crema en tu vida y tu organismo lo agradecerá y más aún en estos días festivos de no parar de comer de todo, todo.

 

No hay comentarios: