Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 18 de diciembre de 2015

Comida de Navidad 2015

Un año más a la comida de Navidad, no es obligatorio pero a todos nos gusta pasar un rato con los compañeros con los que pasamos tantas horas al día en el trabajo,y que sea de forma distinta a como estamos en la oficina. En varias ocasiones he dicho que esto deberíamos hacerlo fuera del tiempo tradicional de comidas navideñas, de empresa. Por muchas razones, estas épocas son las peores para hacer las comidicas y más para nosotros que somos un grupo reducido, porque así nos gusta, y podemos ir en cualquier otro momento más distendidamente y no con tanta masificación. Pues nuevamente hemos picado y ayer estuvimos de comida, el lugar a tope a pesar de ser un miércoles. Comidas navideñas y de empresa, sitio el Asador de Castilla 2, situado donde anteriormente estaba el Horno de Santiago, otro restaurante tradicional.
La comida bien, cordero, cochinillo y entrecot, muy ricos. En general todo aceptable y correcto, pero como en cualquier cosa que se precie en un buen granaíno, siempre hay un peeeero. Aquí no podía ser menos. Los entrantes fríos, estaban realmente fríos, en demasía. Pero lo que realmente no me gustó fue que tras haber hecho la reserva hace casi un mes y confirmado dos días antes, tanto las raciones como lugar, hubo dos fallos muy gordos, no respetar el sitio (un apartado para estar más independientes) y no guardar las raciones de cordero que se habían pactado. Si se pide algo y no hay, no pasa nada, se cambia y punto, pero cuando está establecido con anterioridad no se puede terminar porque deben  tener previstas esas raciones.
No me cabe duda que se terminó el cordero porque prefirieron dárselo a alguien más conocido y obviar el nuestro. Esto denota una gran falta de profesionalidad casi insultante. El menú que teníamos concertado era de 40€ más IVA, teniendo en cuenta que la mayoría del personal no bebe ni siquiera cerveza sin alcohol, el vino fue escasamente 3-4 copas en total, es decir que en bebida el gasto fue mínimo y el importe no era poco para tener tan poca deferencia hacia mi grupo, cero para esto. El resto bien y el camarero que nos atendió encantador, quiso suplir, en parte, el desaguisado a toda costa.
Recomendación si no eres cliente habitual, es que vayas fuera de estos meses, cuando el personal va de rebajas y se piensa menos en las comidas.
A pesar de todo, pasamos un buen rato, disfrutamos de todo y volveremos a repetir en otra época.

No hay comentarios: