Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Migas otoñales con níscalos

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1 barra de pan integral
  • 4 níscalos
  • 2 pimiento verdes
  • 1 rojo
  • 1 puerro
  • 6 dientes de ajo
  • 1/4 cucharada de moca de pimentón de la Vera agridulce y un toque del picante
  • sal
  • guindilla, cantidad al gusto
  • 1/2 vaso de agua
  • 1/4 vaso de aceite de oliva v.e.

Elaboración
Trocear el pan lo más posible y regar con el agua para que se hidrate. En una sartén honda y grande se echa el aceite y los ajos en trozos grandes. Dejar que se doren por todo sitios unos segundos. Incorporar los pimientos y puerro picados con un poco de sal. Dejar pochar unos 10 minutos. Incorporar los níscalos previamente limpios y troceados, se dan unas vueltas al conjunto dejando unos 5 minutos más. Retirar todo escurriendo bien el aceite donde se va a echar el pan, moviendo y mezclando para que al tiempo que se seca el agua se vayan soltando y haciendo más menudas.
Se añade un poco de sal, pimentón y trozo de guindilla. Mover para que se integre todo e incorporar lo que estaba apartado. Mezclar unos minutos y retirar. Lista para comer tal cual o acompañadas con algo de fruta, pescado, etc. En esta ocasión como son migas otoñales las acompañé con un poco de granada que daban un toque crujiente y dulzón muy agradable.
Mi marido, que es de los que piensan que las migas más buenas son las que llevan torreznos, ha reconocido que éstas estaban muy buenas.    

No hay comentarios: