Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 24 de noviembre de 2015

Guiso de costillas con patatas

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 3 patatas 
  • 1 kg de costillas de cerdo
  • 100 gr de guisantes
  • 2 zanahorias 
  • pimiento rojo
  • 3 alcachofas
  • 1 cebolla 
  • 2 dientes de ajo
  • hierbas aromáticas (tomillo, romero, orégano, perejil...)
  • sal-pimienta y unos granos de pimienta negra
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1/2 vaso de vino blanco seco
  • 2 tomates rallados
  • pizca de azúcar
  • 1 vaso grande de agua

Elaboración
Preparar las costillas un par de horas antes dejando que se maceren con las hierbas aromáticas y sal-pimienta. En una sartén honda o cazuela, poner el aceite, dorar y sellar las costillas, retirar dejando en espera. Incorporar en ese mismo aceite los ajos laminados, dorando un poco y añadir la cebolla en juliana, el pimiento en tiras finas y zanahorias en ruedas finas. Pochar unos 6 minutos. Agregar los guisantes, tomate rallado con la pizca de azúcar y las alcachofas en cuartos, salpimentar mezclando el conjunto con las hierbas aromáticas para intercalar aromas y sabores.
Dejar 5 minutos y echar las costillas (apartadas), las patatas en cascos o trozos grandecillos y el vino. Mantener unos minutos para que se evapore el alcohol. Rectificar de sal, añadir los granos de pimienta y el agua y tener a fuego fuerte hasta que comience la ebullición, reducir la temperatura, tapar y dejar unos 20-25 minutos, hasta que las patatas estén blanditas así como las costillas.
Consejo: cuando ponemos las costillas en maceración, se pueden incorporar unas gotas de aceite e incluso un poco de zumo de limón y mezclarlas bien. Tomarán un sabor inigualable. Las verduras se preparan mientras la carne está macerando, pelando cortando y rallando para ir echando a demanda de la receta sin tener que esperar con el preparado iniciado. Siempre que usemos tomate natural, incorporar un toque de azúcar, le vendrá muy bien porque rompe la acidez.

No hay comentarios: