Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Berenjena árabe

 













Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 3 berenjenas
  • 1 cucharada de piñones tostados
  • pizca de orégano, sal, pimienta negra molida, comino y jengibre (todo al gusto)
  • 4 cucharadas de quinoa cocida (echar la quinoa en agua hirviendo y dejar 5 minutos, pasar por el chorro de agua fría, escurrir y reservar)
  • 1 puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 2 cucharadas de agua

Elaboración
Poner un tallín (sartén si no hay tallín) con el aceite y echar los dientes de ajo muy picados dejando unos segundos que se doren. Incorporar el puerro bien picadito manteniendo hasta que poche, unos 5 minutos. Agregar las berenjenas, previamente peladas y cortadas en dados pequeños, salpimentar e incorporar el agua. Mezclar el conjunto. Dejar a fuego bajo y tapado hasta que la verdura quede blanda, unos 8 minutos. Echar las especias e integrar la quinoa y los piñones, mezclar todo para que quede bien repartido. Se sirve templado con un toque de orégano.
Las berenjenas contienen un ácido clorogénico que evita en gran medida la degeneración celular. Es un potente desintoxicante, depurativa, laxante. Contiene hierro, fósforo, potasio... y están riquísimas.

No hay comentarios: