Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 9 de agosto de 2015

Por la Alpujarra baja

Viniendo de la playa hacia Granada, decidimos hacer una breve ruta por la baja Alpujarra entrando por Órgiva y saliendo por Lanjarón. Viniendo de la costa motrileña a esta zona, podemos entrar por el camping de Órgiva que tiene fama de ser un rincón acogedor para las personas que gusten de este tipo de vacaciones, tiene bonitos bungalow en madera típicamente de la zona y dispone de un estupendo restaurante donde lo platos resultarán abundantes y ricos.
En esta ocasión no hemos parado precisamente ahí porque ya lo habíamos hecho en una ocasión anterior y no nos decepcionó y sé que sigue en la misma línea. Se puede decir de Órgiva que es la capital de la Alpujarra, al menos de la parte occidental y forma parte del parque natural de Sierra Nevada. Merece la pena hacer una incursión por aquí que es nexo de unión para otros pueblos aledaños de la Alpujarra. Visitar el  castillo-palacio de los condes de Sástago, la ermita de San Sebastián, iglesia de Nuestra Sra de la Expectación y bastantes cosas más, si queremos dedicar un día completo a conocer este pueblo y más tarde degustar una comida típicamente alpujarreña. Sitios recomendados hay varios, pero sinceramente yo no puedo recomendar ninguno porque me he limitado a tapear por la zona brevemente para poder seguir ruta a Lanjarón. Hace muchos años que veníamos expresamente a pasar el día y comer el rico jamón de la Alpujarra. Hemos querido dedicar un buen rato a este majestuoso pueblo donde viene gente de todas partes a pasar unos días de vacaciones relajadas en sus tranquilos hoteles, con el balneario donde se pueden probar las distintas aguas mineromedicinales de los distintos  manantiales. Este es el motivo que da más fama a este señorial pueblo, y como cualquier pueblo de nuestra amplia geografía, siempre hay un lugar bonito para visitar como la Iglesia de Nuestra Sra de la Encarnación, el Castillo, sus espléndidos miradores, etc. Y si somos de algarabías podremos venir en la fiesta del agua y el jamón. Para comer hay varios sitios donde el tesoro principal es el jamón. Hemos podido disfrutar de unas viandas en el Arca de Noé donde lo mismo se come que se compran, vinos, embutidos o dulces, y también tiene una cocina sencilla, pero para matar bien el hambre en Bodega González.

No hay comentarios: