Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 9 de agosto de 2015

Canelones de calabacino


Dificultad: media

Ingredientes para 4 personas
  • 200 gr de bechamel (se puede comprar preparada)
  • 4 cucharadas de tomate frito (puede ser de bote)
  • 3 lonchas de queso cheddar
  • 16 tiras finas, largas y anchas de calabacino (cortadas a lo largo del calabacino y desechando las partes finas exteriores. Hemos de conseguir unas tiras anchas para rellenar, el resto del calabacino se utiliza en el sofrito)
  • 3 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1 pechuga de pollo limpia y abierta partida en trozos muy pequeños
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 zanahoria
  • sal, pimienta molida negra y orégano

Elaboración
Poner las tiras de calabacino unos segundos a la plancha para dorar y ablandar. En una sartén echar el aceite con el diente de ajo muy picado dejando que se dore levemente. Incorporar la zanahoria, pimiento, puerro y resto de calabacino, en trozos pequeños. Dejar que se poche todo unos 5 minutos. Agregar el pollo, aderezar con sal, pimienta y orégano y mezclar todo para que al tiempo que se hacen los trozos de pollo queden impregnados de los sabores de las verduras. Dejar unos 7 minutos y retirar que se enfríe un poco.
Echar un par de cucharadas de tomate al preparado y mezclar bien.  Debe quedar un preparado compacto y sin restos de líquido o aceite. Preparar una fuente de horno donde se echa en la base el resto del tomate frito y encima vamos a ir colocando los calabacinos rellenos. Tomar una tira de calabacín y poner un poco de relleno y enrollar hasta formar un pequeño rulo dejando encima del tomate. Terminar con todos los calabacines y regar con la bechamel. Se incorpora el queso en trozos por la superficie y se puede culminar con un toque de pimienta y orégano al gratinar.
Es una forma distinta de tomar canelones, en lugar de pasta usamos verdura. Un toque distinto pero bien sano y sabroso.
El calabacín aporta vitaminas A, B o C y minerales como el magnesio, yodo, calcio y en gran medida potasio.

No hay comentarios: