Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 12 de marzo de 2015

Pastel de queso con leche de cabra















Dificultad: fácil

Ingredientes para un pastel
  • 4 huevos grandes
  • 1 vaso grande de leche de cabra
  • 5 porciones de quesitos tipo caserío
  • 1 loncha fina de queso
  • 2 ruedas finas de queso de cabra
  • 1 bote pequeño de leche condensada
  • 1/2 cucharada de aroma de vainilla
  • 3 cucharadas de mermelada de fresa para adornar la superficie
  •  para la base: 8 galletas tipo digestiva, 2 cucharadas de queso suave de untar y 1 cucharada grande de mantequilla en pomada. Triturar las galletas y mezclar con el resto hasta conseguir una pasta compacta

Elaboración
Poner en una fuente la base de galleta aplastando bien para que quede adherida al recipiente. Se deja reposar en el frigorífico hasta hacer el pastel. Cuanto más tiempo mejor.
Poner todos los ingredientes en un batidor y hacer una crema líquida que pondremos en un molde de silicona (que sea apto para altas temperaturas), meter al horno a unos 180º previamente caliente donde dejaremos 1 hora hasta comprobar que el pastel está bien cuajado (si pinchamos sale el pincho limpio sin restos adheridos), de no ser así habrá que dejarlo unos 15 minutos más.
Se apaga el horno y con la puerta entreabierta se deja reposar. Una vez frío se vuelca con cuidado encima de la base de galleta, culminamos poniendo por encima un poco de mermelada de fresa, si es natural mejor, o la que más nos guste. En esta ocasión he hecho un poco de mermelada natural aprovechando que ya disponemos de fresones de temporada. Este pastel está mejor de un día para otro con objeto de que repose y se asiente todo el conjunto quedando engranado.
La leche de cabra junto con los quesos potentes aportan un sabor muy especial al típico pastel de queso con leche condensada.
Aproveché el momento para celebrar mi cumpleaños haciendo uno con una vela de 5 y puntos suspensivos, que ya son muchos años, pero espero que sean muchos más en mejores condiciones que este año, que llevo más de 15 días con gripe-bronquitis que me trae loca porque no termino de salir del asunto y realmente lo he pasado muy mal.

No hay comentarios: