Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 31 de marzo de 2015

Cuajada de piña















Dificultad fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1 sobre de cuajada
  • 1 cucharada pequeña de maizena 
  • una pizca de polvo de vainilla
  • 1/4 litro de leche
  • 1 yogur natural
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 2 ramas de hierbabuena
  • 1/2 vaso del jugo de la piña
  • 4 rodajas de piña de lata

Elaboración
Poner un cazo con la leche dejando una poca para diluir el sobre de cuajada y la maizena. Mezclar ambos productos con la leche moviendo para que no salgan grumos. Mientras, poner la leche a calentar con la hierbabuena y cuando esté caliente, se desecha la hierbabuena y se añade el contenido del vaso con la disolución, mover y retirar del fuego, volver a poner al fuego y agregar el azúcar y la vainilla (simplemente hay que seguir las instrucciones que tiene el sobre de cuajada para hacerla).
Mover hasta que comienza a espesar y retirar del fuego. Dejaremos que vaya enfriando y espesando. Añade poco a poco el jugo de piña y el yogur, moviendo para que no se corte. Una vez que está prácticamente tibio se incorporan las ruedas de piña troceadas. Finalmente se conserva en el frigorífico hasta el momento de servir, que deberá ser después de un par de horas para que el postre esté completamente frío y listo para degustar, sencillo pero rico. Debe quedar jugoso y no apelmazado ni espesote.

No hay comentarios: