Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 11 de marzo de 2015

Cocido de cuaresma con nabos

Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 500 gr de garbanzos puestos en remojo la víspera
  • 1 patata
  • 2 nabos
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 1 cebolla dulce
  • 200 gr de espinacas
  • 2 huevos duros
  • 2 trozos de lomo de bacalao desalado
  • algo más de 1 l. de caldo de verdura o similar (aunque sea de vigilia no pasa nada por usar un rico caldo del cocido más contundente, esto al gusto, a mejor caldo más rico el plato)

Elaboración
Una vez que tenemos el caldo caliente se incorpora la cebolla y puerro picado menudo, las zanahorias, nabos y patatas previamente pelados y enteros, finalmente ponemos los garbanzos que dejaremos unos 30 minutos en olla rápida y si es normal durante un par de horas, retirando la verdura y patatas a medida que estén tiernas y reservando. Cuando los garbanzos estén prácticamente en su punto, se incorporan las espinacas, el huevo duro picado y el bacalao limpio y en lascas, dejando cocer unos 8 minutos para que el guiso esté listo.
Terminamos echando la verdura en reserva partida en trozos según los comensales para que todos tengan un poco de cada cosa completando el plato.
Es una de las formas de hacer el potaje de vigilia que hay que comer por tradición en las próximas fechas de nuestra querida Semana Santa. Y si a eso le añadimos alguna torrija, rosco o pestiño, ¡madre mía! qué rico nuestro menú y así compensamos entre un plato y otro.

No hay comentarios: