Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 11 de febrero de 2015

Pavo Trufado

Dificultad media

Ingredientes para un buen trozo
  • 1/2 kg de carne de cerdo, sin magro y picada
  • 1/2 kg de pechuga de pollo picada
  • unas tiras de pechuga de pavo
  • unas tiras de jamón serrano
  • 1 cucharadita de: pimienta negra molida, nuez moscada molida, sal y pizca de cominos en polvo (opcional)
  • perejil picado
  • 1 huevo
  • 1 trufa 

Elaboración
En un bol se echan todos los ingredientes y se mezclan hasta que queden proporcionalmente repartidos. Ponemos papel film sobre la encimera y colocamos la mitad de la masa y encima las tiras de pavo, jamón y láminas de trufa. Se coloca encima la otra mitad de la masa. Daremos una forma rectangular o de rollo, como nos guste. Se envuelve el preparado con papel film a modo de paquete, debe quedar bien cerrado y apretado.
En una olla, de tamaño adecuado al preparado, se pone agua suficiente para cubrir el paquete y dejaremos cocer por espacio de 45 minutos. Escurrir y dejar sobre un recipiente en el que podamos poner un peso encima, con objeto de prensar bien el contenido para que quede compacto y a la hora de partir no se desmorone. Dejar en el frigorífico con el peso unas 8 horas. Retirar el papel film y podemos cortar lonchas finas o al gusto para tomar un delicioso pavo trufado. Es un fiambre que nos puede dar mucho juego para múltiples ocasiones. Es bajo en grasa por lo que se puede tomar incluso en momentos de dieta.
Esta receta es de Anita, la madre de mi cuñada Ana, que lo hace muy bueno, tuve la oportunidad de probarlo hace algún tiempo y me dejó un grato recuerdo.
Se puede usar una bolsa de plástico si no disponemos de film de cocina. El comino no estaba en la receta pero lo añadí por error y no le ha ido nada mal.

No hay comentarios: