Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 19 de febrero de 2015

Crema de nabo















Dificultad fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 4 nabos blancos de tamaño mediano
  • 2 zanahorias
  • 2 patatas grandes blancas
  • 1 calabacino pequeño
  • 2 vasos de caldo de hinojos
  • 1/2 vaso de leche
  • sal, pimienta negra y nuez moscada ambas molidas
  • queso rallado semicurado
  • unas rebanadas de pan frito, opcional

Elaboración
Ponemos todos los ingredientes previamente lavados, pelados y troceados en el caldo de hinojo y los dejamos cocer unos 25 minutos. Aderezamos con un poco de sal, pimienta y nuez moscada y agregamos la leche para pasar todo por la batidora. Debe quedar una crema suave pero no espesa. Se puede servir en una taza y completar con un toque más de pimienta y nuez moscada junto con el queso para gratinar un poco.
Se acompaña con unas rebanadas de pan frito. Esto último es opcional para dar un crujiente al plato, al igual que la sal que realmente yo prescindo de ella pero para quien prefiera ese punto salado es correcto.
Es una crema suave con un sabor muy agradable si nos gusta el nabo y el hinojo.
El nabo es de la familia de las crucíferas, poseen un alto contenido en glucosinalato al que debe ese sabor característico algo picante, como el rábano. Contiene gran cantidad en vitamina C y minerales como el selenio.
Un primer plato ligero, bajo en calarías fácil de hacer y una magnífica forma de alimentarnos de manera sana. Apto para cualquier edad.

No hay comentarios: