Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 18 de enero de 2015

Sopa de jamón con huevo a las tres cebollas















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • un poco más de un litro de caldo de ave, verdura, etc.
  • 6 cebollas, 2 de cada clase: roja, cabezona amarilla y vidalia
  • 3 huevos
  • 5 cucharadas de aove
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • un poco de sal
  • una punta de pimentón de la Vera, un toque pequeño, que apenas de ni color
  • 2 lonchas gruesas de jamón serrano poco curado y partido en dados menudos

Elaboración
En una sartén ponemos el aove y todas las cebollas, ajo y puerro picados de manera menuda. Dejaremos que se pochen muy bien durante 10 minutos a fuego lento. Añadimos el pimentón y un toque de sal. Cuando estén totalmente transparentes se incorporan a una olla donde está el caldo calentándose, dejamos 10 minutos más para que el caldo adquiera el sabor y aroma de las cebollas. Incorporamos los tacos de jamón y los huevos que los desliamos para que queden deshilachados.
Deberán estar unos 2-3 minutos hasta que el huevo quede cuajado, se puede servir acompañada de unos picatostes si nos gusta el toque crujiente.
Cada cebolla aporta un sabor diferente, como la amarilla cabezona que es de un sabor intenso, la morada  suave, la vidalia dulce y el puerro fuerte. La mezcolanza entre todos nos va a dar un sabor único y especial en esta sopa.
En la cena de Navidad la hice, en un principio todos dijeron que poca sopa, sólo probarla y al final repitieron.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tiene que estar muy buena.

Loli Estévez dijo...

Realmente estaba buena, aunque cualquier otra sopa bien calentita se agradecería igualmente con los frios que tenemos.