Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

domingo, 18 de enero de 2015

Paletilla segureña

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 4 paletillas de cordero segureño pero de los más pequeños
  • agua y sal
  • guarnición al gusto, sal, pimienta y hierbas para aderezar unas patatas
  • un toque de hierbas provenzales puede resultar interesante, opcional

Elaboración
Aunque en las fotos parecen dos preparados distintos, puedo decir que todas se hicieron de la misma forma. Colocar una rustidera de barro con las patatas tipo panadera o en cascos, aderezando con sal, pimienta y un poco de agua. Las paletillas se salan y colocan encima y las vamos a ir regando de vez en cuando con su propio jugo. Tendremos el horno previamente caliente a máxima temperatura unos 15 minutos para que esté bien caliente cuando se introduzca el preparado.
Dejaremos unos 40 minutos antes de dar la vuelta a la carne para que se dore por la otra parte, permaneciendo otros 30 minutos para finalizar el asado. La pierna al terminar deberá partirse con facilidad simplemente con la ayuda de un cuchillo que se desliza de manera superficial. Si queremos que las patatas presenten un aspecto más dorado se dejan tostar con el gratinado unos minutos.
En la foto se han presentado un par de paletas sin caldo para ver el tueste. Pero se deben dejar en la fuente o rustidera de barro para que mantengan el calor y con un poco de su jugo por encima. 
Este fue el plato principal en la cena de nochebuena, un buen cordero segureño que estaba muy rico aunque al día siguiente volvimos a comer cordero, pero esta vez de Segovia que es completamente distinto pero también muy rico.
Esta pasada Navidad ha sido en la que más carne he comido no siendo yo muy amiga de ellas, las como pero no es lo que más me gusta. Cordero y Choto, Choto y Cordero. Vamos a dejar esta carne una temporada y meternos de lleno en los sanos pescados.

No hay comentarios: