Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Spaguetti con lomo ibérico al queso de sésamo















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • Un paquete de espagueti de 500 gr, en esta ocasión usé pasta Gallo
  • agua abundante con sal, un poco de aceite y orégano para cocer la pasta
  • 2 cucharadas de ralladura de queso con sésamo por comensal, debe haber suficiente para quien guste de echar más o menos queso
  • orégano, pimienta negra molida y sal
  • 1 cebolla
  • 1/2 puerro, la parte blanca
  • 1 pimiento rojo y otro verde
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 2 vasos de tomate frito natural
  • 6 ruedas de embutido de lomo ibérico partido en trozos pequeños
  • 3 cucharadas de aove, aceite de oliva v.e.

Elaboración
Ponemos el agua con sus ingredientes a cocer y cuando comience la ebullición se echan los espagueti moviendo para que se suelten y no queden pegados unos a otros, estarán el tiempo que marque las instrucciones del paquete, yo los suelo dejar de 8 a 10 minutos, que estén más bien al dente, pasados nunca.

Mientras, colocamos en el fuego una sartén con el aceite y doramos los ajos picados menudos. Se agregan las verduras cortadas a groso modo, no muy pequeñas, se adereza con sal, pimienta y un poco de orégano. Dejaremos que se poche durante 10 minutos y agregamos el tomate frito dando vueltas para que se conjunten los ingredientes. Pasados 3-4 minutos se incorporan los trozos de lomo dejando un par de minutos más. Escurrir la pasta y mezclar con el sofrito hasta que la salsa de tomate de color a la pasta. Se culmina el plato con un buen puñado de queso rallado con sésamo negro.
Si disponemos de un trozo de buen queso semicurado o añejo (al gusto) y un poco de sésamo negro, podemos hacer una ralladura que nos va a servir para platos como éste, para gratinar cualquier otro y nos va a aportar un agradable sabor. 

No hay comentarios: