Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 17 de octubre de 2014

Costillas en salsa de tomate















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 800 gr de costillas de cerdo adobadas
  • 2 patatas partidas para fritas
  • 5 cucharadas de aceite de oliva v.e.
  • 1 cebolla picada en pluma
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso grande de tomate frito
  • 2 cucharadas de vino blanco semiseco
  • una sartén con  aceite suficiente para freír las patatas 
  • un toque de perejil picado

Elaboración
Ponemos una olla con el aceite y echamos los ajos laminados, cuando se doren un poco se agrega la cebolla dejando que se poche unos 6 minutos. Se echan las costillas y vamos a dorar por todos lados hasta que estén selladas y con un bonito color miel oscuro.
Se echa el vino, retirando un poco la sartén del fuego para que no vaya a prender, siempre tenemos que tener una amplia tapadera por si eso ocurre echarla encima sofocando el fuego para que no se complique. Dejamos un par de minutos que el vino evapore y añadimos la salsa de tomate dejando unos 10 minutos para que la costilla quede tierna, si hace falta se añaden un par de cucharadas de agua en caso de que la salsa espese mucho. Se agregan las patatas previamente fritas y dejamos el conjunto 5 minutos para que todo quede integrado y en su punto. Culminamos el preparado espolvoreando el perejil.
Este plato en mi casa está bien conjugado porque a mi marido le gustan las costillas y a mí las patatas y la salsa, con lo cual hay para todos los gustos en un mismo plato. Comiendo un poco de cada cosa es un plato bien proporcionado para un almuerzo. Sin olvidar el extraordinario aporte vitamínico y potente antioxidante que nos proporciona el tomate.

No hay comentarios: