Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 4 de septiembre de 2014

Pastel de zanahoria con sésamo















Dificultad: fácil

Ingredientes para unas 8 porciones
  • 5 zanahorias, previamente peladas trozeadas y cocidas en agua 
  • una punta de canela en polvo
  • 1 sobre de levadura
  • 1 taza de leche
  • 100 gr de azucar
  • 250 gr de harina integral de trigo
  • 60 ml de aceite de girasol
  • 10 ml de aceite de oliva v.e.
  • 4 huevos grandes
  • 1 cucharada grande de sésamo negro
  • opcional, cobertura de chocolate: 1/2 tableta de chocolate negro, 1 cucharada pequeña de mantequilla y 2 cucharadas de leche

Elaboración
En un bol ponemos las claras y las montamos a punto de nieve. En otro bol se echan las yemas y se mezclan con el azúcar hasta que estén blanquecinas, agregamos el aceite mezclando de forma envolvente. Se añade la leche siguiendo con la mezcla para unificar, se agrega poco a poco el conjunto de harina, levadura y canela que previamente se habrán mezclado y tamizado.
Una vez tenemos todo bien uniforme se echan las claras montadas hasta que esté homogénea y cremosa la masa, y culminamos con las zanahorias pasadas por el batidor, así como el sésamo que puede ser molido o entero según nos guste la textura y a la vista.  Mezclamos los ingredientes para que queden bien repartidos.
Preparamos un molde donde espolvoreamos un poco de harina desechando la sobrante y echamos la crema, dando unos golpes al molde para que se asiente bien la masa. Tendremos el horno previamente caliente a unos 180º y ponemos el pastel hacia la mitad, dejando 5 minutos esa temperatura para reducir a 175º el resto del proceso que serán unos 50 minutos para que quede bien cuajado. Pasado ese tiempo se comprueba pinchando con un palillo y si sale limpio el pastel está en su punto, o lo dejamos un poco más, todo depende del tipo de horno, pero hasta pasado ese tiempo no recomiendo abrir la puerta del horno porque se vendrá abajo quedando apelmazado.
Transcurrido el tiempo se apaga el horno y se deja reposar 5 minutos con la puerta entreabierta. Se saca y mantenemos hasta que se atempere un poco antes de desmoldar. Tendremos lista la cobertura para pintar el pastel. Sólo hay que fundir el chocolate en trozos con la mantequilla y leche, calentando unos segundos al microondas y diluyendo todo bien, se pinta la superficie y lateral de bizcocho.
Contrasta muy adecuadamente en color y sabor el chocolate negro con la zanahoria. No hay que olvidar que estamos haciendo un pastel y no un bizcocho por tanto las texturas son diferentes pero pueden estar igual de buenos.

No hay comentarios: