Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 20 de septiembre de 2014

Limpieza en Granada

Desde que empecé a trabajar y haciendo un gran esfuerzo, me voy andando por la mañana desde mi casa al trabajo, para mover un poco el esqueleto y porque son muchas las horas que paso luego sentada que eso sí que me mata. Bueno, a lo que vamos. Como cada día voy por un sitio porque me gusta cambiar y me aburre ver siempre las mismas calles, puedo ir examinando la limpieza de las mismas y debo decir que dejan mucho que desear. Cuando veo la máquina escupe agua que va pasando y mojando trozos de calle dejando aún más sucio y resbaladizo el pavimento me pongo enferma.
Eso se quita con presión y frotando, nada de mojar para que la gente se resbale con el agua haciendo madre con la grasa de las calles. Hay unos plastones de chicles pegados en las aceras impresionantes, especialmente por la calle Recogidas donde si los contase a lo largo del trayecto habría miles. Hay que decir que eso es una costumbre que debería estar penalizada, no hay derecho a tirar los chicles en cualquier lugar sin más. Aparte de lo horroroso que resulta ver a alguien mascando chicle, abriendo y cerrando la boca de manera desagradable y más aún cuando encima hablan sin dejar de rumiar, lo siento pero es así. Esta mañana ha sido la 1ª vez que he visto un par de obreros con una máquina a presión dando a la acera, mañana repetiré a ver que han hecho y si se nota el trabajo realizado.
Al igual que debo decir al Ayuntamiento, que empiece a repintar los pasos de peatones que en el 80% no se ven, se intuyen o se saben que existían, si encima que no paran los conductores fácilmente en un paso de cebra, menos aún si apenas se ve.
Llegado el final del ajetreado y concurrido verano, vamos a ver si damos un amplio y a fondo repaso a nuestra ciudad, que falta le hace. Que ya con las obras del metro tenemos bastante, y de paso a dar caña a este asunto para poder finalizarlo y a ver si sirve.

No hay comentarios: