Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Empanado de pollo al yogur griego















Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 8 pechugas finas de pollo
  • 2 yogures griegos
  • aceite abundante para freír
  • 3 huevos batidos
  • pan rallado para emborrizar
  • sal y pimienta molida

Elaboración
Preparamos las pechugas aderezando con sal y pimienta. En un recipiente se coloca una base de yogur y colocamos encima las pechugas cerrándolas con el resto del yogur, deben quedar bien cubiertas. Se conserva en el frigorífico al menos 12 horas antes de usarlas. Se prepara un plato con  los huevos batidos y otro con pan rallado. Mientras, ponemos el aceite a calentar, se van pasando cada pechuga por huevo y pan rallado y directas al aceite caliente.
Doramos por un lado y damos la vuelta por el otro (cuidado con las salpicaduras de aceite). A medida que vamos friendo se colocan en una fuente con papel cocina que absorbe el exceso de aceite.
Podemos servir acompañadas de unas láminas de champiñón plancha para compensar el exceso de calorías de la fritura.
Están muy ricas porque el yogur les da una cremosidad que conjunta muy bien con la pechuga que es más seca.
Esta receta es de mi amiga Marisol que me dijo lo fácil que era y lo rica que estaba. No me ha decepcionado en absoluto.

No hay comentarios: