Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

miércoles, 9 de julio de 2014

Pollo en salsa de almendras















Dificultad: fácil

Ingredientes para 2 personas
  • 2 pechugas de pollo no muy finas
  • perejil picado, sal, pimienta molida negra y ajo en polvo
  • zumo de 1/2 limón
  • 2 cucharadas de vino blanco seco
  • 1/2 vaso de agua
  • 1 cucharada colmada de aove
  • 50 gr de almendra molida muy fina

Elaboración
Aderezamos las pechugas con sal, pimienta, perejil, ajo y zumo de limón. Se dejarán un buen rato que se maceren y tomen bien el aliño. En una sartén se pone el aceite y se pasan los filetes marcando bien por ambos lados, el aceite debe estar caliente para que se selle la carne sin perder el jugo interno. Retiramos la carne dejando en espera. En la misma sartén se agrega el vino dejando unos segundos que evapore el alcohol, añadimos el agua moviendo al vaivén para que se liguen los líquidos y echamos la almendra dejando que se ligue. Finalmente volvemos a incorporar la carne para que termine de hacerse por su interior al tiempo que van penetrando los sabores y aromas de todos los ingredientes.
Lo cierto es que el pollo es una carne magnífica que admite multitud de preparaciones y que en todas ellas vamos a quedar bien casi seguro.

No hay comentarios: