Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

lunes, 14 de julio de 2014

Macarrones con setas y roquefort















Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 400 gr de macarrones pequeños
  • agua abundante con un poco de sal, una cucharada de aceite y orégano para cocer la pasta
  • sal, pimienta molida, orégano
  • 100 gr de carne picada de ternera
  • 2 cucharadas de queso rallado y 1 cucharada de queso roquefort
  • 1 vaso de salsa de tomate frito
  • 100 gr de setas de cardo muy picadas
  • 1 zanahoria, 1 pimiento verde, 1 cebolleta y 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aove

Elaboración
Preparamos la olla con el agua lista para cocer la pasta, nos guiaremos de las instrucciones del paquete pero una orientación es, cuando empieza a hervir se echa la pasta, se mueve para que no se peguen unos a otros y dejaremos unos 8-10 minutos, nosotros determinamos realmente el tiempo, deben quedar a nuestro gusto, al dente es lo ideal.
Mientras, ponemos una sartén con el aove y echamos el ajo picado, la cebolleta en pluma fina, la zanahoria en taquitos muy pequeños y el pimiento en aros. Dejaremos unos 5 minutos que se poche y agregamos la carne salpimentando el conjunto y mezclando. Mantendremos al fuego otros 3-4 minutos, se añaden las setas volviendo a mezclar todos los ingredientes para que se repartan bien. Terminaremos dicho preparado echando la salsa de tomate y un poco de orégano. Este preparado lo vamos a mezclar con los macarrones que estarán listos y escurridos.
Colocamos una fuente de horno con los macarrones, cubrimos con el queso rallado y ponemos trocitos de roquefort repartidos de forma uniforme. Ponemos el horno a calentar e introducimos la fuente para calentar unos 5 minutos y otros 2-3 con el gratinador.
El toque de roquefort queda muy bien siempre y cuando seamos amantes de ese sabor tan contundente, a mí me gustan.

No hay comentarios: