Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 1 de julio de 2014

Croquetas de paté de mejillón















Dificultad: fácil

Ingredientes para unas 20 unidades
  • 1 tarro de unos 60 ml de paté de mejillón
  • 3 grandes cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharada de harina de maíz
  • 1/2 vaso de aceite (aove)
  • 1 cebolleta
  • 1 diente de ajo
  • 1 pimiento rojo y otro verde (pequeños)
  • 1 puerro
  • pizca de sal, pimienta blanca, nuez moscada y perejil picado
  • 2 vasos cortos de leche (se puede usar caldo de pescado o mitad y mitad)
  • aceite abundante para freír, oliva por supuesto
  • 3 huevos batidos
  • pan rallado para emborrizar

Elaboración
Ponemos una olla amplia y baja donde se coloca el aceite y todas las verduras picadas muy menudas. Dejaremos unos 8 minutos que se pochen bien pero que no se vayan a quemar. Se agregan ambas harinas y movemos para que se vaya tostanto un poco, vamos añadiendo la leche poco a poco moviendo para que no se nos formen grumos. Pasados 4-5 minutos que comienza a espesar se agrega el paté y se mueve bien para que quede bien repartido. Salpimentamos cuidadosamente no vayamos a pasarnos en la sal, y echamos un poco de perejil picado y nuez moscada. Cuando la masa se despega fácilmente de las paredes del recipiente estará listo. Se echa en una fuente donde dejaremos que se enfríe totalmente para proceder a hacer las croquetas. El procedimiento es siempre el mismo de cualquier croqueta, se parten porciones dando forma y tamaño al gusto, se pasan por huevo, pan rallado y al aceite que estará caliente. Deben quedar doraditas y las vamos colocando en papel de cocina antes de servir para que estén sin nada de grasa. Deberán quedar compactas pero cremosas por dentro.

No hay comentarios: