Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 24 de julio de 2014

Almendras al horno















Dificultad: fácil

Ingredientes: la cantidad que queramos hacer
  • almendra cruda pelada
  • unas gotas de agua
  • sal y aceite para las que se van a servir

Elaboración
Ponemos el horno a 170º y dejamos unos minutos que se caliente. En una bandeja colocamos las almendras de forma que queden todas juntas pero sin apelotonar. Introducimos la bandeja al horno echando unas gotas de agua por encima de las almendras y dejamos un par de minutos. Se reduce un poca la intensidad del horno a unos 160º y dejamos unos 6-8 minutos hasta que se ven que cambian a un color dorado. Esto si que hay que controlarlo porque en muy poco tiempo se pueden quemar. Hay que tener en cuenta que aún retirando las almendras del horno, se siguen haciendo por el propio calor que guardan, por esta razón no se pueden retirar cuando estén muy oscuras, deberán tener un color miel claro y dejar que se atemperen a temperatura ambiente y moviéndolas un poco para que se refresquen. Una vez que están completamente frías se pueden guardar en un frasco hermético. Pondremos la cantidad justa que vayamos a tomar en el momento oportuno echando una pizca de sal, de grosor medio y unas gotas de aceite.

No hay comentarios: