Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 11 de julio de 2014

Albondigón con queso

Dificultad media

Ingredientes para 5 personas
  • 1/5 kg de carne de ternera picada
  • 4-5 tranchetes de queso
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 1/2 vaso de leche
  • 3 huevos
  • 100 gr de setas de cardo o de las que dispongamos y nos gusten.
  • abundante aceite para freír (aove)
  • 3 cucharadas de aove para la salsa
  • 50 gr de almendra molida
  • 1 puerro
  • 1 diente de ajo
  • 1/4 de vaso de vino blanco seco
  • 1 vaso de agua
  • 4 cucharas de salsa de tomate (o tomate frito de bote)
  • sal, perejil picado, ajo molido y pimienta negra molida
  • un plato con harina integral de trigo

Elaboración
En un bol ponemos la carne y la aderezamos con sal, perejil ajo molido y pimienta, se mezcla bien y se deja en el frigorífico hasta su utilización. En una cazuela baja y ancha ponemos las 3 cucharadas de aceite y echamos ajo y puerro muy picados. Dejaremos que se pochen a fuego bajo con cuidado que no se quemen. Agregamos las setas también muy picadas y mezclamos dejando un par de minutos. Se echa el vino dando unas vueltecitas y esperamos que se evapore el alcohol. Retiramos 1/4 parte de este preparado que se lo vamos a añadir a la carne junto con el pan rallado y la leche. Mezclamos este preparado para que se repartan todos los ingredientes y añadimos los huevos volviendo a mezclar el conjunto. Nos debe quedar una pasta bien engranada y no excesivamente dura, ni por supuesto blanda. Para un caso así habría que añadir algo más de pan rallado para apelmazar un poco o por contra algo más de leche para aligerar.
Con el preparado formaremos bolas grandes abriendo un agujero donde se colocan trozos de queso (tranchetes), cerrando dicho agujero para que quede bien en su interior, se pasa la bola por harina intentando que sea una leve capa y tendremos puesto el aceite a calentar para ir echando las bolas y que se doren y sellen por todos lados. Se van sacando a medida que se van haciendo y dejando en un recipiente hasta que estén todas hechas.
En la olla que teníamos con las setas que habíamos dejado, se agrega el agua y la salsa de tomate, se rectifica con un poco de sal y pimienta y dejamos cocer unos 15 minutos para que se espese. Añadimos las almendras molidas y mezclamos bien dejando nuevamente otros 4-5 minutos. Se añaden todas las albóndigas dejando que se terminen de hacer por dentro al tiempo que absorben el sabor de la salsa y se esponjan, unos 8 minutos.
Las setas al haberlas picado muy pequeñas apenas se van a apreciar pero sí su sabor y el toque del queso en su interior, y la salsa nos va a quedar un plato francamente extraordinario.

No hay comentarios: