Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

martes, 24 de junio de 2014

Piña con helado de coco

Libro "Cocina con firma", pescados, carnes y postre, tenemos el de Sergi Arola, cocinero del restaurante Sergi Arola. Me he atrevido a hacer un postre por lo fácil que resultaba, solo espero haber conseguido el objetivo. Aunque a mí me gusta hacer toques personales y he osado hacer también una versión propia.

Dificultad: fácil

Ingredientes para 4 personas
  • 1 piña madura
  • 50 cl de ron de caña
  • 1 taza de café de Brasil
  • azúcar de caña en polvo
  • 1 rama de canela
  • 2 vainas de vainilla Bourbon
  • 1 cucharada de moca de pimienta negra molida
  • 1 litro de helado de coco (industrial)
  • 1 lima

Elaboración
  1. La víspera por la noche, pelar la piña, sacarle el corazón con la ayuda de un descorazonador de piñas (lo venden en cualquier tienda de instrumentos de cocina) y cortar en rodajas de 1 cm de grosor.
  2. Preparar, en un recipiente, la mezcla de ron, café, la rama de canela rota, las vainas de vainilla abiertas y la pimienta negra.
  3. Introducir la piña en esta mezcla y dejarla tapada hasta el día siguiente en el momento de servirla.
  4. Escurrir la piña, secarla con un paño limpio y espolvorearla con el azúcar de caña. A continuación, con una pala de quemar crema catalana, caramelizarla.
Presentación
  1. Disponer la piña en el fondo de un plato, preferiblemente sopero.
  2. Colocar sobre ella una bola de helado de coco y, en el último momento, rallar un poco de lima.
Esta es la versión tal cual del libro referido. En mi caso he aprovechado el líquido de maceración para hacer una reducción añadiendo un poco de azúcar moreno. Ponemos una rueda de piña, un poco de azúcar y con un soplete se carameliza la superficie, colocamos unas mini bolas de helado de leche condensada y regamos con unos hilos de esa reducción.
Probados ambos productos puedo decir que están ricas las dos versiones y como dice el Sergi Arola, el mayor secreto está en la piña que debe tener el justo punto de madurez y esta lo tenía. 

No hay comentarios: