Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 25 de abril de 2014

Restaurante Bar-Ranco

Ayer tuvimos la oportunidad de comer en este particular sitio donde mi hijo va con relativa frecuencia o al menos encarga un pollo para llevar que es típico del lugar y es sólo por encargo. Lo hacen en horno de leña y le proporciona un sabor especial. Hay carnes de otros tipos y verduras que también las hacen a la leña.
Como se aproxima la culminación de la temporada en Sierra Nevada, mi hijo quiso festejarlo y tuvo el detalle de invitarnos en este lugar, donde yo aún no había tenido la oportunidad de comer. Desde luego las vistas son inmejorables, desde la terraza se divisa toda la ciudad a nuestros pies, ¡precioso!
Por lo que a comida se refiere, de primero unas berenjenas a la brasa con un langostino dentro, bueno de esto nada que objetar, preferible hubiese sido que el langostino viniese pelado. De segundo pollo con patatas asada, decían arrugadas pero no estaba tan claro, morcilla a la brasa, muy acertada, ensalada bien, nada que objetar en cuanto a la comida, pero referente a los postres caseros... muy regulares, un pastel de queso que era más bien flan, escaso pero completado con nata, y un tiramisú que sólo se parecía en el nombre y bastante caldoso.
Es un sitio que hay que visitar de vez en cuando por el entorno y para probar las cosas que han quedado pendientes aún como el cordero o las setas.
De cualquier manera, una jornada agradable en compañía de parte de la familia y muchas gracias a José Ángel y María por la invitación.

No hay comentarios: