Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

viernes, 11 de abril de 2014

Conchas de mejillón con salmón















Dificultad: fácil

Ingredientes par unas 20 uds (dependiendo de tamaño)
  • 1 puerro
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 kg de mejillones al vapor (poner  olla con agua, laurel, pimienta, chorro de vino y hacer los mejillones hasta que se abran, tapar y dejar reposar, desprender de la concha cuando enfríen)
  • 1 filete grande de lomo de salmón cocido unos segundos para poder desprender las láminas con facilidad y quitar las espinas
  • 4 cucharadas de aove
  • pizca de sal, pimienta negra molida y nuez moscada 
  • 1/2 vaso  de caldo de pescado y otro tanto de leche
  • 3 cucharadas bien colmadas de harina de trigo y 1 cucharada de harina de maíz
  • 2-3 huevos batidos
  • un plato con pan rallado abundante
  • aceite en cantidad para freír 

Elaboración
Dejamos algunas conchas de mejillón que estén grandes y con mejor aspecto para rellenar o alternar con croquetas simplemente. Picamos mejillones y salmón, previamente hechos, dejándolos en reserva. Hacemos un sofrito con el aove y la verdura muy picada, dejando unos 8-10 minutos que se poche bien.
Se condimenta y agregamos las harinas moviendo para que se mezcle todo bien y la harina se tueste que no sepa a cruda. Pasados un par de minutos se van agregando los líquidos poco a poco y moviendo con las varillas de manera enérgica para que no se formen grumos. Dejamos 3-4 minutos que se haga una bechamel consistente y agregamos la reserva de mejillón-salmón, moviendo para que se reparta por toda la masa. Cuando se despega de las pareces del recipiente es el momento de retirar la masa a una fuente para que enfríe totalmente.
Podemos rellenar las conchas con esta masa y pasar por huevo, pan rallado y freír en abundante aceite. El procedimiento es el de la croqueta, sólo que queda muy bien con la concha del mejillón.


No hay comentarios: