Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

jueves, 6 de marzo de 2014

Puchero de minigarbanzos con hinojos

Dificultad: fácil

Ingredientes para 5 personas
  • 1/2 kg de garbanzo pequeño, pedrosillano, de Salamanca, cualquier variedad de un buen garbanzo castellano pequeño y tierno, (estarán puestos a remojo la víspera)
  • 5 nabos, 5 rábanos, 5 zanahorias, 2 patatas blancas y un trozo de calabaza
  • 1 morcilla, 2 chorizos y un trozo de tocino veteado ibérico
  • 1 manojo grande de hinojos
  • 1.5 litro de agua
  • 1 trozo de morcillo, 2 muslos de pollo y un trozo de jamón
  • 1 huevo

Elaboración
En una olla rápida grande vamos a echar la carne y toda la verdura previamente pelada y entera. Dejaremos durante 20 minutos que se haga bien la verdura y la retiramos dejando apartada en una fuente. Seguimos dejando cocer el caldo con la carne y las ramas de hinojos durante 15 minutos más, retiramos el pollo con cuidado porque ya estará bastante hecho, desechamos los huesos y dejamos la carne junto a la verdura. Retiramos las ramas de hinojo y las picamos muy menudas volviendo a añadir al caldo. Si vemos que el caldo no ha reducido bastante se saca un poco que podremos usar para sopa o croquetas, etc... Agregamos los garbanzos que deberán quedar algo más que cubiertos, en este momento ponemos la tapadera de la olla rápida y dejamos unos 25 minutos desde que en la válvula salen las dos rayas. Todo dependerá del tipo de olla que se tenga. Terminado el proceso y cuando ha salido todo el vapor se abre la tapa y comprobamos que los garbanzos están en su punto. Sacamos con cuidado el trozo de carne, de jamón y tocino que deben estar sumamente hechos y los colocamos en la fuente donde teníamos el resto de ingredientes. Agregamos el huevo a los garbanzos y lo rompemos mezclando para que queden hilos de huevo por todos sitios que le dan un punto de color y de sabor muy rico. En un cazo se calienta la morcilla y el chorizo para que la grasa no se mezcle con nuestro guiso y se colocan también en la fuente. Podemos servir los garbanzos por un lado y el resto de ingredientes por otro o ir mezclando partes proporcionales de cada ingrediente junto con los garbanzos.
Quizás haya que dar un punto de calor a las verduras para servir bien calientes, eso se puede hacer en el microondas un par de minutos. Y podemos disfrutar de un rico pucherico en estos días tan frescos que aún tenemos.

No hay comentarios: