Quería hacer un recetario para mis hijos, que pudiesen ver y hacer las comidas que han conocido desde siempre, pero me animaron a hacerlo en un blog donde no solo ellos pudieran tener acceso. No cocino sólo porque hay que comer sino porque me gusta y disfruto haciéndolo. Quiero que mi cocina sea la más sana posible, basada en la dieta mediterránea. Siempre estoy abierta a cualquier innovación, propuesta o consejo. Además aprovecho este blog para hablar de otros temas del día a día.

sábado, 29 de marzo de 2014

Pastel de clementina

Dificultad media

Ingredientes para un buen pastel
  • 120 ml de aceite, 100 de girasol y 20 de aove
  • 3 cucharadas colmadas de harina de panadero
  • 2 rebanadas de pan de molde
  • 1 sobre de levadura
  • una pizca de polvo de vainilla
  • 7-8 clementinas
  • 1/2 vaso de agua
  • 50 gr de polvo de almendra
  • 4 huevos 
  • 1 gran cucharada de azúcar morena
  • 200 gr de azúcar, algo menos si no lo queremos muy dulce
  • 1 cucharada de ron blanco y otra de brandy
  • un poco de ralladura de clementina

Elaboración
Ponemos un cazo con los licores, el agua, el azúcar morena, vainilla y la ralladura dejando que hierva durante 6-7 minutos. Agregamos las clementinas peladas y en gajos, volvemos a dejar unos 8 minutos, hasta que las clementinas estén blandas y el líquido reducido. Dejaremos unos gajos de los más enteros para decorar el pastel y el resto se deja atemperar. Preparamos dos boles donde vamos a separar ingredientes húmedos y secos para finalmente unirlos.
En uno ponemos los huevos y el azúcar batiendo hasta aumentar un poco el tamaño, agregamos el aceite volviendo a mezclar. Se echa el preparado de clementinas, que previamente habremos triturado un poco y seguimos mezclando hasta conjuntar. 
En el otro bol echamos la levadura, harina, almendra molida y el pan de molde muy desmigado, lo mezclamos y se añade a los ingredientes húmedos hasta que queden unificados todos los elementos. Preparamos un molde donde pasamos un papel humedecido en aceite y espolvoreamos una pizca de harina quitando el sobrante, el objetivo es que se desmolde el pastel sin pegarse a las paredes del recipiente una vez hecho.
Echamos el preparado en el molde, tendremos el horno precalentado a unos 180º donde introducimos el pastel que permanecerá alrededor de 50 minutos. Se comprueba que esté listo pasando un pincho por el pastel y que salga limpio, sin restos. Se apaga el horno y dejamos unos minutos que se atempere con la puerta entreabierta, finalmente sacamos y dejamos que se enfríe levemente para desmoldar, presentamos con unos gajos de clementina decorando, también podemos pincelar con un poco del preparado de clementina para dar brillo, esto es opcional.
Realmente esta receta está basada en una que me ha dado mi hermana pero con algunas modificaciones, sencillamente porque no disponía de todas las cantidades de los ingredientes que debía tener. Hay que improvisar pero siempre sin separarnos mucho del origen, sobre todo en repostería donde las proporciones y medidas son importantes para que el resultado sea el idóneo.
¡Estaba muy rico!

No hay comentarios: